logo_glamz.png

Trujillanos empató en su visita ante Metropolitanos

El choque quedó cero a creo en el Brigido Iriarte

CARACAS.-  Trujillanos robó un punto de la ciudad de Caracas tras igualar a cero goles con Metropolitanos en un maltratado estadio Nacional “Brígido Iriarte”, el partido como protagonistas a catorce guerreros pero sobre todo a uno especial como lo es Adjin Livinsgtone Ebo.

El local quiso apurar la apertura del marcador con ímpetu y fuerza tratando de aprovechar sus líneas y generando ocasiones por intermedio de Canga, Cásseres y Pérez pero el buen orden defensivo del amarillo y marrón sumado a la seguridad de Rojas en el arco no daban muchas ventajas. Canga lo intentó con tiro cruzado y Cásseres de tiro libre, pero en ambas ocasiones el cancerbero guerrero controló la situación.

Sobre el 25’ Trujillanos adelantó sus líneas y por poco abre el marcador, Ascona al borde del área aguantó el pase de Sosa, se quitó tres rivales y habilitó al colombiano Becerra pero el disparo salió desviado por poco. Al 32’ el mismo Becerra probó con tiro de media distancia que pasó cerca del palo derecho. El juego de los guerreros crecía en ofensiva mientras que Adjin se convertía en el dolor de cabeza del local en el medio sector.

Ya en el segundo tiempo Trujillanos mantuvo su orden defensivo sumado al trabajo de Chávez y Sosa y al 62’ llegó una de las claras para los guerreros, Chávez recibe por derecha, aguanta la marca y mete pase preciso entre los dos defensas que recibe Ascona y  define fuerte y ceñido al palo izquierdo pero el cancerbero local llegó en gran forma. Luego al 65’ Chávez entra al área y mete tiro cruzado que Rojas envía al córner.

El local buscaba hacer daño por fuera con centros templados que despejaban Osorio y Falcón, la solidez de Briceño y Peraza le dejaban pocas opciones a Metropolitanos que veían como sus intenciones se ahogaban entre el mar defensivo de los guerreros. Sobre el final del partido Luis Blanco sacó tiro libre al segundo palo que no encuentra conector y que pudo significar el gol de la victoria pero el grito se perdió en la noche del Paraíso.

PRENSA

Comparte en
Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit