Mineros le dijo adiós a la Suramericana a manos de Nacional de Paraguay

El equipo venezolano desaprovechó una buena ventaja en la definición desde el punto penal

CARACAS.-  Mineros tuvo contra las cuerdas a Nacional y no pudo noquearlo. Esa sería una forma de describir con la jerga del boxeo lo que pasó ayer en Puerto Ordaz. Decir que el equipo negriazul desaprovechó un doble match point, también es una metáfora válida, o que no anotó la de ganar cuando tenía las bases llenas sin out. El equipo venezolano se despidió ayer por la noche de la Copa Suramericana al caer frente al conjunto paraguayo en la definición desde el punto penal (3-4), a pesar de que llegó a tener una ventaja de 3-1 en la tanda.

El uruguayo Juan Manuel Salgueiro ejecutó con éxito el primer lanzamiento de Nacional, pero sus compañeros Víctor Dávalos y Juan Espínola erraron sus cobros, al mandar el balón por encima del travesaño. Argenis Gómez, Ángel Faría y Brayan Hurtado no fallaron en los primeros tres chances de Mineros, por lo que el capitán Julio Machado tuvo la oportunidad de liquidar la serie desde los doce pasos y perdonó, pues el arquero rival adivinó sus intenciones. Más adelante, Charlis Ortiz también podía sellar el boleto a la segunda fase, pero remató al travesaño. Para colmo de males, ya con el marcador 3-3, Francisco Pol la pegó del palo y de inmediato el experimentadísimo Jonathan Santana le puso fin a las aspiraciones internacionales de los negriazules.

Sin duda, un adiós más doloroso de lo normal, por la forma. Y así el conjunto guayanés dejó de asegurar para sus arcas los 300 mil dólares correspondientes a la participación en la segunda fase de la competición.

Pero, claro está, antes de la definición desde el punto penal hubo 180 minutos de fútbol, y el 0-0 con que cerró el partido de Asunción se repitió ayer en Cachamay, aunque ambos equipos coquetearon muy de cerca con el gol. Johan Arrieche, que marcó en los dos compromisos más recientes del torneo local, tuvo las dos más claras de Mineros y no pudo darle dirección de arco al balón; mientras que Salgueiro puso a vibrar el travesaño al minuto 50 tras un ligero desvío.

Los dos arqueros tuvieron su cuota de protagonismo en la última media hora y fueron responsables de alargar todo a los lanzamientos desde el punto penal.

A la postre, Mineros se convirtió en el segundo equipo venezolano eliminado en esta edición.