logo_glamz.png

¿Qué sucedió realmente en el caso de Junior Guerra?

Guerra no es un jugador usual de ligas menores, al menos desde que volvió en 2015 al beisbol, y su edad o tardío regreso nada tiene que ver con las reglas

Realmente extraña cuánto desconocimiento o desinterés en investigar se evidencia en los análisis de las reglas y cláusulas del beisbol por parte de ciertos analistas que se rasgan las vestiduras alegando que a Junior Guerra lo están afectando debido a que su equipo, en vez de aceptar su posible declaración de agente libre, pues agotó sus tres primeras cesiones opcionales, le incriminan una cuarta opción o cesión opcional aparentemente sin fundamento alguno. Lo lamentable es que hablan de defender los derechos de Guerra, hablan  de una futura pelea entre MLB y los propietarios, (imagino que en 2021), pero nadie dice cómo se generó esta diatriba y mucho menos las causas que la ocasionaron, entre otros detalles, debido a lo complicado del currículo del jugador que más adelante analizaremos.

Aquí les muestro las palabras de un reconocido periodista americano en uno de los portales más leídos y famosos dentro de las redes sociales y páginas web:

“La MLBPA, que ya se está preparando para una pelea con los propietarios, debe tomarse en serio la situación de Guerra. Incluso, deberían pelear en su nombre específicamente. A Guerra le quedan solo muchos años para ganar dinero y eso se ve obstaculizado por un sistema diseñado para que los equipos controlen a los jugadores en sus últimos años de adolescencia y comienzos de los 20. Es un sistema injusto para los jugadores en general, pero es realmente malo para los jugadores de más edad que llegan tarde a sus carreras como Guerra. El problema general es que los jugadores de ligas menores no reciben una compensación justa, en parte porque el sindicato ha olvidado incluirlos, y porque a los equipos se les otorgan seis años de control una vez que los jugadores de ligas menores llegan a las mayores.

Es una situación realmente mala para Guerra, pero un lado positivo es que puede ser el catalizador que el sindicato necesita para luchar para acabar con algunos de estos sistemas injustos dentro del beisbol. “

En primer lugar, Guerra no es un jugador usual de ligas menores, al menos desde que volvió en 2015 al beisbol, y su edad o tardío regreso nada tiene que ver con las reglas. En segundo lugar, este tipo de casos donde se llega a esa edad al beisbol es muy poco común y las reglas están hechas basadas en jugadores jóvenes en ascenso. Y en tercer lugar, me pregunto, ¿ahora es que la prensa americana se da cuenta del trato al jugador de ligas menores por parte de MLB y el sindicato, quienes rigen sus destinos en las mesas de negociaciones del CBA y ni siquiera toman en cuenta sus inquietudes? ¿Ahora es que se dan cuentas que muchas restricciones van dirigidas a afectar al talento y no al equipo?

Por supuesto nada desdice de la calidad y voluntad de este valioso pelotero. Quiero aclarar que me mueve la inquietud de reflejar los hechos tal cual son sin desdibujar la realidad contractual.

Para ponerlo en detalles claros, Guerra tiene menos de cinco años como jugador de MiLB/MLB y en su reciente temporada pasó más de 90 días en una llamada liga larga, bien sea MLB o cualquier liga mas allá de la clase A media ,inclusive. Por eso debe tener una opción adicional, así de sencillo.

Ahora bien, nadie explica cómo un pelotero que firmó en 2001 como catcher con los Bravos de Atlanta, quienes cinco años más tarde lo convirtieron en un lanzador, lo dejan libre en 2007 y   firma con los Mets de Nueva York donde es puesto en una lista de restricciones, pues no supera las pruebas antidopaje (Performance Enhancing Drug ) en 2009, tiene hoy menos de cinco años de servicio para optar a la 4ta opción.

Entre 2009-2014, Guerra jugó en las ligas internacionales e independientes antes de que los Chicago White Sox le ofrecieran un contrato de ligas menores a principios de 2015.

Guerra fue llamado a las Grandes Ligas por primera vez el 7 de junio de 2015. Hizo su debut en las mayores unos días más tarde el 12 de junio, convirtiéndose en el venezolano número 335 en las Grandes Ligas.

¿Qué paso con su carrera, desde el punto de vista contractual? ¿Empieza de nuevo?

Para responder, debemos hacerles conocer estas dos reglas contenidas en el MLB RULES actual:

15 (e). Sin perjuicio de lo anterior, un jugador que haya sido incluido correctamente en la Lista Restringida por una violación del Programa Antidrogas, será elegible para convertirse en agente libre según lo dispuesto en el Artículo XX del Acuerdo Básico, si reúne los requisitos establecidos en el mismo, pero permanecerá en la Lista Restringida hasta que complete su suspensión.

15 (g). Un jugador en la Lista Restringida, descalificada o inelegible, puede reservarse como tal durante dos años consecutivos. Al vencimiento de ese período de dos años, el jugador no necesita ser reportado en la Lista de Reserva Anual del Club de Grandes o Menores del jugador y se transferirá automáticamente a una Lista Restringida General, Lista Descalificada General o Lista Inelegible General.

Claramente este jugador, cuando llegó a Chicago en 2015, ya era un agente libre fuera de reserva del equipo que lo mantenía en lista de restricciones, e inclusive libre de las penalidades del acuerdo antidopaje de la época.

Debo decir que no encontré alguna cláusula o regla que determine en cuántos años, luego de su retiro o desincorporaron del beisbol, un jugador es “reseteado” como el caso de Junior Guerra.

Es por ello que debe entenderse que su cuarta opción es justa y que no debe adicionársele los años de servicio desde 2001 a 2009.

Comparte en
Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit