Please assign a menu to the primary menu location under MENU

miércoles, noviembre 14, 2018
Noticias

Alex Saab ha encontrado un escondedero perfecto para burlar a las autoridades norteamericanas, israelitas y colombianas

274views

Alex Saab el famoso testaferro de Nicolás Maduro ha encontrado un escondedero perfecto para burlar a las autoridades norteamericanas, israelitas y colombianas que lo persiguen por lavado de activos y testaferrato. Ahora el gobierno de El Salvador en cabeza de su presidente izquierdista Slavador Sanchez Ceren \ha decidido ser su anfitrión y pretende montarle un negocio semejante al que hizo que en Venezuela. El presidente Sanchez Ceren parece estar dispuesto a seguir los pasos de Nicolás Maduro, ya que para él no es ninguna vergüenza hacer causa común con el gobierno venezolano porque Maduro representa la continuación del gobierno del Socialismo del Siglo XXI que inició Hugo Chávez.

Este presidente Salvador se siente el salvador de El Salvador, dicen sus críticos pero lo ven como el guerrillero que quiere es llevar al país por el sendero de Nicaragua. Su temperamento mesiánico y su talante revolucionario amenaza con continuar los pasos de Fidel Castro y Hugo Chávez y su pasado guerrillero y su admiración por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez lo han hecho ser un hombre cercano a las actividades e ideología de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Ahora no tiene reparo para intentar brindarle un burladero al testaferro de Maduro y pretende replicar el negocio de traficar con los alimentos de los pobres mediante el esquema de los CLAP que se invento Alex Saab en Venezuela.

Los fantasmas del sangriento pasado de este antiguo militante de la guerrilla salvadoreña, el FMLN, no tienen muy tranquilos a los ciudadanos de ese país que tuvieron que elegir entre los miedos a los paramilitares y los miedos a los guerrilleros. La polarización hizo que por temer a la derecha se haya terminado desde 2014 en un gobierno aventurero en el que su presidente el exguerrillero Salvador Ceren parece mas inspirado en imitar el recorrido de José Mujica de Uruguay, quien militó en el movimiento guerrillero Los Tupamaros y hoy se ha convertido en una estrella de la izquierda internacional, no sólo por dejar el camino de las armas y escoger la vía política, sino por su austero modo de vida y por impulsar en su país medidas liberales como la legalización de la marihuana.

Alex Saab es un conocido comerciante que ha llenado páginas por cuenta de las denuncias por ser el supuesto testaferro de Nicolas Maduro en una cadena de negocios turbios destinados s lavar dinero. Quien lo conocían como el “Turco Perro” sabían que algo había coronado y le pedían que mantuviera un bajo perfil pero sus “loberias” y excentricidades no le permitieron pasar de agache con su inmensa fortuna y menos después de que la fiscal venezolana en exilio, Luisa Ortega, lo señaló como el testaferro de la fortuna oculta del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Según la fiscal Saab tenía un millonario contrato de suministro de alimentos para abastecer a los más pobres de Venezuela, mediante la figura de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). Hoy recae en su contra en Colombia un caso por lavado de activos de 125 millones de dólares y en México un proceso por la reventa de alimentos en mal estado.

Al estilo de los narcotraficantes del Cartel de Cali cuando José “Chepe” Santacruz construyó una réplica del Club Colombia de Cali porque sus socios le negaron la admisión, el empresario barranquillero Alex Saab decidió construir un estrambótico club privado para hacerle fieros al Club de la Costa en Barranquilla que le impidió su ingreso como socio. La edificación, para la que que tuvo que demoler 5 casas en el sector exclusivo del barrio El Golf, se levantó con excéntricos lujos, dos canchas de tenis en suelo de arcilla, zona húmeda, un completo dispositivo de seguridad y con mármol importado en todos los pisos. El palacio como lo llaman los curramberos ha sido valorado en 23.000 millones.

Se conoce que ha hecho mas de 132 viajes, varios con un pasaporte diplomático de Antigua y Barbuda y que ha amenazado con demandar a quienes lo señalaban de testaferro de Maduro y por sus polémicos negocios con el régimen venezolano. Los organismos secretos de Estados Unidos, junto con la policía de Israel, la Procuraduría mexicana y los investigadores colombianos han empezado a hacer seguimientos y levantar reservas de sus cuentas para identificar la oscura red de negocios que advierten en los movimientos de este colombiano “levantado” como dicen las damas barranquilleras.

Por otro lado se sabe las autoridades norteamericanas e israelitas desde 2015 le siguen los rastros a los posibles nexos de Saab con el grupo terrorista Hezbolá. Máxime cuando se identificó al interior de una institución investigadora de Colombia que los detalles de la investigación le llegaron a sus manos por medio del exigente Eddi Pinto Rua, del Grupo Antiterrorista de la Dijín. La familia de Saab insiste en que no hay nada ilegal detrás de sus negocios en Venezuela y Colombia, pero sus hermanos, Amir y Luis Alberto y su exesposa Cynthia Certain Ospina están vinculados a Shatex S. A., la empresa de confección que aparece registrada en 1998 por la exesposa de Saab, con un capital de 10 millones de pesos. Todos huyeron del país cuando el investigador de la Dijín filtró las pesquisas. La Fiscalía piensa acusarlos y declararlos reos ausentes para que la Interpol los ubique con circulares azules.

Según los investigadores cuando Saab se hizo accionista, en diciembre de 2004, la empresa de cardo con peritos contables registró importaciones de fibra sintética y de telas por un valor de 9.161 millones de pesos. Dicha mercancía venía de Baréin, Corea del Norte, Taiwán, India, China, Hong Kong y Pakistán, aparentemente. Aparece simultáneamente con exportaciones de ropa a Australia, Venezuela y Ecuador, por 15.869 millones de pesos, de donde recibe supuestamente pagos por mercancía, avaluada en 16,4 millones de dólares, desde Caracas. Estos dólares preferenciales aparecen girados posteriormente a unas cuentas del Citibank y el HSBC de Panamá o al Bank of India y al JP Morgan de Nueva York, así como al Washington Mutual y al Leumi de Israel.

Aunque se han esforzado por tratar de mostrar que sus actividades responden a un próspero emprendimiento, en Bancóldex ha quedado claro que Myer Stoe, una de las firmas australianas a la que Shatex hace aparecer como compradora de 410 millones de pesos en mercancía nunca recibió mercancía. La Fiscalía y la Dijín encontraron exportaciones y transacciones de facturas, así como alteración de la contabilidad de Shatex, lo que deja en evidencia que en estado de inactividad fue negociada con Gastón Ureta Ariza, en 2014, ya que era la forma en que el gobierno venezolano pagaría una deuda millonaria. Aparte se han hecho hallazgos sobre la falsificación de la firma del revisor fiscal, Róbinson Díaz, a quien Saab le paga hoy el abogado, luego de que la Fiscalía le imputara concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportación o importación ficticia, estafa agravada y lavado de activos.

La Fiscalía pretende que expliquen las exportaciones ficticias y los préstamos a otras firmas vinculadas a los Saab, como Jacky Millan Home, Jacadi de Colombia y Saafartex, con las que han participado en procesos licitatorios del Ejército. Así mismo actualmente se revisan las empresas panameñas Florida Import & Export, Inversiones Rodime, Rivsa, Venedig Internacional y Techno Energy.

Leave a Response