Conozca el paraíso perdido de Venezuela

0
41

Venezuela siempre ha tenido espectaculares paisajes. Allí encuentras desiertos, nieve, playas, montañas y selvas -algunas- a pocas horas en auto. Es el lugar ideal para un emprendimiento turístico  y vivir sino hubiese una dictadura… Cerca de Caracas hay un paraíso perdido.  Un sitio donde los venezolanos iban a relajarse junto al mar y a olvidar la ciudad. Después que Maduro subió al poder esa zona se transformó en algo siniestro…

Antes de Chávez y los primeros años de su mandato, los fines de semana los caraqueños se iban a cualquier de los paradisíacos lugares de Venezuela a descansar. Muchos aman las playas, esas personas tomaban hacia el este por una carretera -que era una de las más transitadas- buscando sol y disfrute en un paradisíaco lugar.

El sitio esta ubicado al norte de Venezuela, es una zona llena de villas turísticas y playas de ensueños, todos los fines de semana estaba repleta de visitantes. Quienes activaban el comercio de los pueblos de esa región, mientras disfrutaban de las comidas típicas y se bañaban en una de las mejores playas del mundo.

Hoy, esas villas turísticas están abandonadas, al igual que muchas hermosas casas que eran de venezolanos de diferentes partes del país. Ellos tenían su pedacito de paraíso en esa parte del estado Miranda, nos referimos a Barlovento.

El portal de noticias BBC realizó un reportaje sobre Barlovento, ¿El motivo? Conocer por qué nadie quiere vivir en esa  hermosa zona de Venezuela.

El medio británico entrevistó a Fernando Valera, uno de los pocas personas que compró una casa en Río Chico. para saber que ocurre en esa zona.

El lugareño contestó:

“Hay alguna casa que la están vendiendo por US$3.000; pero la mayoría de dueños sencillamente abandonaron las suyas. La causa: la amenaza del crimen”.

Cientos de propiedades disponibles

En Barlovento hay cientos de propiedades disponibles, la mayoría están a la venta por muy poco dinero, otras las ceden solo a cambio de que alguien se ocupe de ellas.

Raúl López, ex secretario de Desarrollo Económico del estado Miranda, declaró a BBC:

“En la buena época, las casas aquí costaban por lo menos US$80.000. Ahora supe de alguien que vendía dos casas y una lancha por US$30.000. Pero, pese a las facilidades, no aparecen los interesados“.

Canales de Río Chico: El lugar que emulaba urbanizaciones de Miami

Una de las zonas más abandonadas era una de las más prometedoras del estado Miranda: Los Canales de Río Chico.

Esta zona fue desarrollada en la década de los 1970. “Sus promotores querían emular a algunas de las urbanizaciones exclusivas de Miami y otras zonas costeras de Estados Unidos en las que los dueños de casas de lujo llegan en lancha directamente hasta su entrada”, detalló BBC.

En la época de oro de los Canales de Río Chico incluso se creó el exclusivo Club Miami. Allí se construyeron embarcaderos, cursos de agua, y un impactante campo de golf. Era una de los mejores lugares de la zona, y en seguida se vieron los resultados de la inversión.

“En los 80 hubo un auténtico boom en Río Chico; gente que compraba aquí viviendas vacacionales y venía a pasar fines de semana y temporadas de descanso”, recordó López.

¿Qué pasó en Barlovento?

A partir de 2013 la situación en la región de Barlovento comenzó a transformarse. Ese año. el régimen de Maduro comenzó un proceso de negociación con decenas de bandas criminales. Supuestamente  era para impulsar su desarme y reinserción social.

Sin embargo, diversos expertos  en seguridad y políticos aseguran que la dictadura chavista perseguía otro fin: Usar a los delincuentes como otro brazo armado que apoye al régimen de Nicolás Maduro.

Con el mayor cinismo el régimen llamó “Cuadrantes de Paz”,  algunos territorios que les entregó a los delincuentes venezolanos. ¿El Trato?

El régimen no perseguiría a los delincuentes y le entregaría recursos para vivir honradamente, a cambio de dejar las armas y su vida delictiva. Adicionalmente, tienen que proteger al régimen chavista y a sus líderes.

Barlovento fue una de las zonas elegidas como “Cuadrante de Paz, y con ella llegaron los delincuentes, la destrucción, el abandono de la economía, y la muerte…  Otro logro de la revolución chavista.

Cuadrantes de Paz: Refugios de delincuentes y zonas para manejar

“Esas zonas de paz pronto se convirtieron en un refugio para las bandas y desde Barlovento manejaban sus actividades criminales en Caracas”, afirmó López a BBC.

Para los dueños de las casas comenzó un calvario. “Primero se encontraban con pequeños robos cada vez que llegaban a su casa  pasar el fin de semana. Siempre faltaba algo, pero luego la cosa se agravó y empezaron los secuestros, la gente no podía vivir ni disfrutar en sus hogares”.

Después el terrible manejo económico de Venezuela que desembocó en una crisis, en la cual está sumido el país desde hace años. Provocó la migración millones de venezolanos, además se sumó el problemas para conseguir gasolina, el deterioro de las vías y el incremento de la delincuencia; esos factores influyeron para que muchos decidieran no volver a Barlovento y abandonaran sus casas vacacionales.

“Muchas son buenas casas con piscina y solo el mantenimiento de la piscina ya costaba un buen dinero”, destacó López.

¡Me han robado 5 veces!

Uno de los testimonios que consiguió BBC fue el de Fernando Valera, uno de los pocos que no se ha ido de Barlovento.

Valera narró: “Me han robado aquí cinco veces. La primera vez fueron entre 15 y 20 hombres con armas largas y ropa militar. Salieron del monte, encañonaron a mi mujer y a mis sobrinas, que estaban en la piscina, y a mí me sacaron de la ducha”.

Valera recuerda que actuaron con disciplina militar. “Había un líder que nos daba las órdenes y nos trató correctamente. Los demás obedecían; cargaron todo y se lo llevaron”.

Los otros robos no fueron tan “profesionales” asevera Valera.

“En unos de los asaltos estaban muy nerviosos y le colocaron un machete en el cuello a mi mujer”, destacó el lugareño.

Vivir con lo indispensable

Después de tanto robo, su  gran casa luce casi vacía. Solo tiene lo indispensable en la cocina; un par de sillones y un viejo reproductor de discos compactos en la sala.

“No quiero tener nada que llame la atención, porque entonces vienen y se lo llevan todo; hay que vivir con lo indispensable”, manifestó Fernando Valera.

Como muchos que vivieron experiencias parecidas en Barlovento, su familia no quiere regresar al lugar que él soñaba convertir en el lugar de descanso ideal para ellos.

Cuando BBC realizó la entrevista, un agente de la Guardia Nacional apareció y les recordó que los equipos de grabación no deben permanecer mucho tiempo a la vista. “Esta zona no es muy segura”, advirtió.

¿Qué pasa con los policías y los delincuentes en Barlovento?

La presencia policial en la zona de Río Chico aumentó  hace poco comentó Fernando.

Instalaron un comando de la Guardia Nacional cerca de su casa y están pendientes de él.

“Las cosas están mejorando porque a muchos de los malandros (delincuentes) que tenían azotada esta zona los han ido eliminando”, asegura Fernando

Sin embargo, las prácticas de seguridad del régimen de Maduro son muy discutidas y generan controversias.

La Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas reportó miles de “ejecuciones extrajudiciales” en Venezuela en los últimos años.

 BBCtrató de conseguir la postura del régimen, pero no obtuvo respuesta.

“No es que me alegre de que los eliminen, pero al menos espero que haya tranquilidad”, dice Valera sobre los delincuentes abatidos.

Municipios de Barlovento en ruinas

El municipio de Río Chico era uno de los más visitados, ahora solo quedan antiguas villas vacacionales en ruinas.

Algunas eran propiedad de grandes empresas que trabajaban en Venezuela, al irse se las ofrecieron a precios accesible a sus empleados, pero muchos no pudieron mantenerlo.

Ahora, fueron invadidas por familias muy pobres, y se ve en esas casas arruinadas a grupos de niños descalzos corriendo y cargando cubos con agua para cocinar.

Los asaltos en Caño Copey

Otro lugar que su gloria quedó en el pasado fue Caño Copey. Es una playa inmensa y desierta en la que pasa los días Carlos Quintana, un venezolano que fue escolta personal del fallecido Hugo Chávez.

Ahora, Quintana es el socorrista de una playa que es muy poco visitada

“Me paso todo el día sentado, viendo el agua, la arena y la brisa”, comentó  BBC.

Los folletos turísticos que aparecen en Internet describen Caño Copey como “un lugar donde contará con los servicios turísticos necesarios para pasar un tranquilo día de playa”.

La realidad es que ese lugar ya no existe.

“Una vez vi cómo asaltaban a punta de cuchillo a unos turistas que acababan de llegar a la playa. Quise intervenir pero podía haber salido lastimado”, narró Quintana.

¡Los nuevos extorsionados!

Ahora sin turistas ni lugareños a quien asaltar, los delincuentes se dedican a extorsionar a los productores de cacao de la zona.

Estos deben pagar grandes sumas a las bandas que han convertido a Barlovento en su escondite.

Sólo queda esperar que algún día todo cambie en Barlovento y vuelva a ser el Paraíso perdido donde los venezolanos se iba a relajar junto al mar.

Fuente: El Político

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here