Disputa familiar pone en riesgo secretos de Cabello y otros jerarcas del chavismo

0
52

Una disputa familiar en España amenaza con brindar nuevos dolores de cabeza al régimen socialista de Caracas, luego de que el yerno de un influyente empresario chavista amenazara con revelar secretos sobre los negocios de su suegro con altos funcionarios del país petrolero, informó el diario El Confidencial. La disputa condujo en septiembre a la breve detención en España de Rafael Sarría, quien ha sido acusado por las autoridades estadounidenses de ser el presunto testaferro de Diosdado Cabello, el ex presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela identificado como el hombre más fuerte del régimen después del gobernante Nicolás Maduro. Sarría, de 56 años, fue arrestado tras sostener una fuerte discusión con su yerno de 30 años, luego que agentes de la policía de Madrid respondieran a una llamada alertando que se estaba produciendo una fuerte pelea entre dos hombres, reportó el diario español. El yerno, cuyo nombre no fue dado a conocer, dijo al ser interrogado por las autoridades españolas que su suegro está estrechamente vinculado con las autoridades de Caracas y que son muchos los secretos que él puede revelar sobre el régimen venezolano. “Quiero poner en conocimiento que como consecuencia de mi matrimonio tengo conocimiento de muchos hechos e información confidenciales que, en caso de hacer públicos, causarían una gran alarma social por lo que doy absoluta credibilidad hacia mi persona y mi familia en Venezuela”, resaltó el informe policial obtenido por El Confidencial.

El diario español dijo que el incidente condujo a la apertura de procesos judiciales contra los involucrados en dos juzgados diferentes. La trifulca se produce en momentos en que España se apresta a extraditar a varias figuras claves del chavismo que son solicitadas en Estados Unidos por presuntamente estar vinculadas con grandes operaciones de corrupción y con el narcotráfico. Entre estas figuran el ex jefe de inteligencia venezolano, Hugo Carvajal, quien comenzó a brindar testimonios en España sobre el financiamiento secreto e ilícito del régimen venezolano al partido izquierdista español Podemos y al italiano Movimiento 5 Estrellas en un intento por detener su extradición a Estados Unidos. Los dos partidos financiados por Venezuela son actualmente las fuerzas políticas dominantes en sus respectivos países. Sarría ya había caído en el radar de las autoridades estadounidenses y fue sancionado por el Departamento del Tesoro, siendo identificado como el testaferro de Cabello. Al anunciar la decisión de incluir a Sarría en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) en el 2018, el departamento del Tesoro dijo que el empresario había lavado dinero sucio venezolano a través de propiedades de bienes raíces adquiridas en Florida.

“Sarría actúa a nombre de Cabello como su principal testaferro, asesorando, asistiendo y beneficiándose él mismo de las ganancias corruptas y los ingresos ilegales de Cabello. Los dos han mantenido una relación comercial ilícita desde al menos 2010, cuando Sarría y Cabello mantenían sociedades y corporaciones en Panamá, y Sarría era dueño de varias propiedades inmobiliarias en Florida que estaban registradas bajo su propio nombre”, dijo el departamento del Tesoro. Esas propiedades, agregó el departamento del Tesoro, en realidad pertenecían a Cabello, y eran administradas por Sarría a la par con otras operaciones del dirigente chavista. Cabello enfrenta cargos judiciales en Estados Unidos por presunto narcotráfico, siendo acusado de ser uno de los principales líderes del denominado Cartel de Los Soles. El Confidencial reveló que Sarría vive desde hace varios años en Madrid en la exclusiva urbanización de lujo de La Moraleja. La pelea familiar se produjo el 30 de septiembre luego que la hija de Sarría, quien estando en proceso de separarse de su esposo había abandonado la residencia, regresó para recoger algunos efectos personales, reportó el Confidencial.

Cuando llamó a la puerta, el yerno la vio por la mirilla y abrió la puerta pensando que la mujer estaba sola. Pero Sarría también se encontraba allí e intentó ingresar a la fuerza aún cuando el yerno le dijo que no lo intentara. Los testimonios del yerno recogidos por los informes policiales señalan que Sarría le amenazó. “Si sabes lo que te conviene, no te metas en esto, tú no sabes quién soy yo”, habría dicho, en versiones que fueron respaldadas por una asistenta que se encontraba en la vivienda. Sarría, por su parte, admitió haber entrado, pero niega haber ejercido violencia mientras que su hija le dijo a la policía que su esposo la había amenazado y zarandeado días atrás, y que quería denunciarlo por maltrato.

Tomado de El Nuevo Herald

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here