Zona económica de Alta Tecnología de la FAN dará carta blanca a más acuerdos con Rusia

0
13

La creación de Zona Económica Militar de Alta Tecnología fue anunciada por el gobernante Nicolás Maduro el 28 de diciembre pasado, durante su salutación de fin de año a la Fuerza Armada Nacional (FAN).

Hasta ahora, no se han oficializado mayores detalles sobre esta nueva zona económica castrense que se sumaría a la Zona Económica Especial Militar N° 1 (ZEEM N° 1) del estado Aragua, y la Zona Económica Especial Militar de Desarrollo Forestal (Zeemdef N°2), que abarca los estados Bolívar y Delta Amacuro.

De acuerdo con Maduro, el objetivo de esta nueva zona castrense es un gran resurgimiento de recuperación integral en beneficio del pueblo. Esto abarcaría no solo la producción para la Fuerza Armada.

«Vamos a hacerle un cronograma de despliegue, de desarrollo y a articularnos con la Zona Económica Especial de la Fuerza Armada», dijo el gobernante a finales de 2021.

Para la Zona Económica de Alta Tecnología se aspira, según nota difundida por el Ministerio de Comunicación e Información (Minci), emplear los conocimientos científicos y el apoyo de aliados internacionales.

 

 

Además, Maduro ordenó revisar el estatus de los 163 proyectos que, según dijo, ha recibido el Consejo Científico y Tecnológico de la FAN, ofertado en septiembre de 2020 e instalado en enero del año pasado.

Esta última instancia se presentó como base para articular capacidades «que permitan construir un parque científico-tecnológico militar, como una fuente de virtud dirigida a consolidar nuestra independencia y nuestros derechos».

 

Justamente, el lunes 1o de enero, el viceministro de Planificación y Desarrollo para la Defensa almirante Aníbal Brito Hernández, dio cuenta de la reunión realizada con los presidentes y directores de las empresas militares para fortalecer el sector productivo y reimpulsar el Comité Científico Militar.

 

Francine Jácome directora del Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos, señala que Maduro suele hacer anuncios genéricos de los cuales hay escasa o ninguna información que apunte hacia la verificación.

Durante su anuncio sobre la Zona Económica Militar de Alta Tecnología, el gobernante esgrimió que la Fuerza Armada sabe el esfuerzo del pueblo en la resistencia a la agresión imperialista «y el esfuerzo que ha hecho un país entero para tomar la senda de la producción, del crecimiento económico».

Jácome señala que la Zona Económica Militar de Aragua se encuentra en el mismo estado donde funciona la planta de la Compañía Anónima de Industrias Militares (Cavim). En ese sentido, la investigadora cree que no hace falta crear otra zona, a menos que el objetivo sea la ampliación de la participación castrense en el sector económico.

Asimismo, recuerda que Rusia anunció que será en 2022 cuando, finalmente, instale la fábrica de fusiles AK 103 Kaslanikov en el país. Se trata de un compromiso pendiente desde hace una década.

«Creo que, como ha ocurrido con las otras zonas económicas militares, con la que se ha anunciado vamos a ver mayor opacidad. Pareciera que se apunta hacia una mayor cooperación, y hace un año ya se veía con los gobiernos de China, Rusia e Irán. Eso nos lleva a implicaciones geopolíticas», puntualiza Francine Jácome.

Agrega que tiene que ver con tratar de fortalecer esta estructura y también dar la imagen de que Venezuela está mayoritariamente apoyada por Rusia, China e Irán que están en conflicto, especialmente, con Estados Unidos.

En octubre de 2021, Caracas y Moscú suscribieron nuevos acuerdos en materia de cooperación energética, finanzas, cultura, deporte, salud, turismo y comunicación, como parte de la XV Comisión Intergubernamental de Alto Nivel (CIAN). Estos acuerdos se suman a los 264 acuerdos en 20 áreas estratégicas que han firmado en los últimos 20 años.

 

El sustento de las zonas militares

La llamada Ley Constitucional de la FAN, aprobada por la constituyente en enero de 2020, en su artículo 25 establece que el Presidente de la República y Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional, podrá decretar la creación de Zonas Económicas Especiales Militares.

Estas son definidas como el espacio geográfico donde se identifican y ubican potencialidades, condiciones generales y especiales para realizar actividades productivas endógenas, sustentables y sostenibles dirigidas por la Fuerza Armada Nacional en unión cívico militar.

De allí que el objetivo de las Zonas Económicas Militares es satisfacer sus necesidades básicas, contribuir con el fortalecimiento de la industria militar y con el Desarrollo Nacional, dentro del ámbito de influencia de los Ejes de Desarrollo Económico Estratégico establecido por el Ejecutivo Nacional.

En junio de 2021, la viceministra de servicios para la Defensa, almiranta Érika Vírgüez Oviedo, presentó ante la Asamblea Nacional (AN) de Maduro propuestas en el ámbito castrense en medio del debate del proyecto de ley de Zonas Económicas Especiales.

«La FAN también participa, junto a la AN, en el esfuerzo de encontrar el camino para la diversificación económica, las fuentes de riqueza y superación del modelo consumista importador por un modelo productivo exportador», dijo la viceministra en su cuenta de Instagram.

 

Por su parte, José Antonio Rivas Leone, investigador de la Universidad de Los Andes (ULA) y analista militar, manifiesta su escepticismo sobre el anuncio de la nueva zona económica de la FAN, de la cual cree será un experimento más

«Basta recordar las zonas militares creadas en Aragua y en el sur de Venezuela que, al día de hoy, no reportan ningún impacto en lo que tiene que ver con el desarrollo, con la productividad del país. En este momento están hablando de casi 200 proyectos y, sin duda alguna, Rusia es el principal aliado en el campo militar y energético», señala.

Al igual que Francine Jácome, se refiere a la opacidad en el funcionamiento de estas zonas. Hasta ahora, no se ha rendido cuentas sobre el funcionamiento de la Zona Económica Especial Militar N° 1 (ZEEM N° 1) del estado Aragua, y la Zona Económica Especial Militar de Desarrollo Forestal (Zeemdef N°2), que abarca los estados Bolívar y Delta Amacuro.

«En ese contexto, el elemento que mas destaca es la total opacidad en el manejo de los proyectos y de los recursos y con el agravante de que tenemos una Asamblea Nacional (AN) oficialista que evidentemente no está ejerciendo ni cumple las funciones de contraloría», ataja José Antonio Rivas Leone.

Agrega que la revolución acumula una larga lista de experimentos con los militares. Pero, actualmente, la situación es distinta por la escasez de recursos.

«Nuestro principal ingreso proviene de la venta de petróleo y tenemos una industria petrolera prácticamente colapsada, esto debería llevar al gobierno a tener mayor control, la gerencia de los militares no tenido ningún impacto positivo», indica el investigador.

Francine Jácome expresa, asimismo, que mientras las zonas económicas militares apuntan hacia un mayor control de territorio por parte de la FAN, se engrosa el portafolio de empresas bajo la tutela del Ministerio de la Defensa.

En noviembre de 2021, Transparencia Venezuela difundió una investigación según la cual el poder de los militares en Venezuela no se ha debilitado.

«Aunque han perdido espacio en la estatal petrolera Pdvsa, la presencia de representantes de la Fuerza Armada Nacional se mantiene en importantes espacios como en las juntas directivas de al menos 103 empresas públicas y en 11 de los 34 ministerios del Ejecutivo, sin contar con las 24 empresas adscritas al Ministerio de la Defensa, la mayoría dedicadas a actividades que nada tienen que ver con fines castrenses», señaló la organización no gubernamental (ONG).

Lo que se sabe de las zonas militares

Desde 2019, el gobernante Nicolás Maduro dijo que, a solicitud del ministro de la Defensa general en Jefe Vladimir Padrino López, se crearía una zona de este tipo en el estado Aragua.

Esta zona fue formalizada en el decreto número 4.391, también dentro de la Gaceta Oficial del 22 de diciembre de 2020, como la Zona Económica Especial Militar Número 1.

El decreto establece la necesidad de fortalecer la economía nacional, así como «las necesidades logísticas de la organización castrense en conjunto con la iniciativa privada nacional y extranjera, para contribuir con el fortalecimiento de la industria militar y el desarrollo nacional».

Un aspecto importante es que se concedió la potestad a esta zona de estimular nuevas formas asociativas conjuntas, estratégicas y comerciales, nacionales y extranjeras, «garantizando la articulación con el resto de la economía a nivel nacional, a fin de atraer la inversión nacional y extranjera». La Zona Económica Especial Militar N° 1 de Aragua cuenta con 415 hectáreas con 1.300 metros cuadrados.

En el caso de la Zona Económica Especial Militar de Desarrollo Forestal (Zeemdef N°2), el decreto Nº 4.392, de diciembre de 2020, indica que el Ministerio de la Defensa «reúne las condiciones necesarias para asumir las tareas vinculadas al ámbito ambiental asignadas a la Fuerza Armada Nacional, así como la administración, conservación, fomento y aprovechamiento de los bosques, recursos naturales y las funciones inherentes a la articulación y las actividades de seguridad y resguardo del área geográfica».

 

En ese sentido, esta zona tiene dentro de sus objetivos garantizar la protección efectiva del recurso forestal, sus recursos naturales, flora y fauna, su aprovechamiento eficiente y la defensa integral de la seguridad de la nación. Está desplegada en la altiplanicie o meseta de Nuria, entre el municipio Sifontes del estado Bolívar y el municipio Antonio Díaz del estado Delta Amacuro.

Además, el gobierno creó otra compañía castrense: la Empresa Militar para el Aprovechamiento Sustentable de Productos Forestales y Recursos Naturales S.A. (Emasproforn). En la Gaceta Oficial Nº 42.142, del 4 de junio de 2021, se designó al general de Brigada Engelberth Yastrzems Díaz Ruiz, como presidente de la referida empresa.

Tomado de Tal Cual

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here