María Fernanda Cabal: Petro no gana,Petro no llega, Petro inventa

0
104

aría Fernando Cabal le habló a los huilenses de su propuesta con el número 100 de la lista del Centro Democrático al Senado.

A su paso por el departamento del Huila, la senadora María Fernando Cabal tocó temas de la agenda nacional, dice que le apuesta a que Colombia sea un país e puertas abiertas al comercio internacional y a la reducción del Congreso y el Estado para atacar la corrupción, y a la generación de vías, al acceso al crédito y seguridad para las zonas rurales.

¿Qué busca en el Huila, además de votos?

“Estamos en plena campaña, he recorrido todo el país, estuvimos en Medellín, en Villavicencio, voy para Buenaventura, Cali, en fin, todo el país resumido. Varias veces hemos regresado, y al Huila hace tantos años que no venía, y yo tengo el recuerdo de infancia porque nosotros somos caleños, mi familia es de Buga, y de chiquitos nos llevaban a San Agustín, y luego nos llevaban a unos termales. Yo tendría unos 7 años y lo recuerdo porque era un paradero turístico por excelencia, estoy hablando de hace muchos años pero nunca me olvidé. Y tampoco me olvidé de los dulces y todo lo que engorda que cocinan aquí ustedes, las almojábanas y el asadito huilense. Hacer dieta aquí imposible”.

¿Su discurso con el que llegó al Senado el periodo pasado es el mismo al de ahora, o en qué lo ha modificado?

Es mucho mejor, y confieso que yo tengo unas ventajas frente al político tradicional en que yo he sido empresaria, yo he hecho filantropía, yo creé la fundación de Fedegán con Galán, trabajé en la Universidad de Los Andes no de profesora sino coordinando el fondo en el Departamento de Ciencia Política y hacíamos puros foros sectoriales. Después estuve un año en Estados Unidos, mi jefe fue secretario del presidente Ford, y vine y establecí una metodología de foro de interés ciudadano para enseñarle al público a deliberar, a poder conocer lo difícil que es generar una política pública porque siempre queda alguien descontento. Entonces yo tengo una riqueza en conocimiento y además, ser empresario en Colombia que eso sí es ser un héroe en un país donde toda la adversidad está para el que formaliza. Entonces, hoy es más rico el discurso, porque en la precandidatura presidencial, cuando yo pretendí ser la candidata del Centro Democrático, me tocó estudiar a fondo muchas propuestas que hoy en día las considero innovadoras. Por ejemplo la revolución de las vías terciarias. Es increíble que la naturaleza nos regale tierra fértil, agua dulce, más dos mares, y nosotros todo el desarrollo sea hacia la loma y no hacia el comercio internacional. Cómo hacés con un país agrícola si no tenés vías. Por eso les propuse que por cada peso que pusiera un alcalde del predial rural, el gobierno nacional ponía cinco del sistema general de regalías. Así usted construye 5 mil kilómetros de vías al año. Este país con vía cambia.

Pero más aún, soy muy crítica del sistema y del modelo. Nosotros no gozamos del modelo económico capitalista porque usted no accede a un crédito. La gente necesita ser libre, y para serlo dele acceso al capital. A usted un político no le resuelve la vida, se la resuelve la plática en el bolsillo. Aquí hay una deficiencia estructural de mercado que es el no acceso al crédito, o si accedes te toca pagar cuatro veces el monto. Entonces tenemos todo para construir en este país, y mi dolor es que este gobierno, que fue el nuestro, no lo hizo”.

¿A cuántos kilómetro o metros de distancia está del presidente Duque?

En afinidad estamos muy distantes. Él terminó electo sin tener ni siquiera la doctrina del uribismo, ni siquiera los tres huevitos seguridad democrática, confianza inversionista, cohesión social. Él es muy bueno en el discurso y se quedó en el micrófono, gobernando desde ahí y el país descuadernado. Yo entiendo lo del Covid, ningún mandatario supo porque esa fue una pandemia que la humanidad no vivía hace cien años, pero por favor, la democratización del crédito… hay formas de usted devolverle la esperanza a la gente. La reducción del tamaño del Estado, usted cualquiera cosa que hace lo sanciona la Dian, o la UGPP, es un estado que se volvió extorsivo y perseguidor, a usted le toca pedir permiso para todo en Colombia, para ser libre tenés que pedir permiso, para ser ilegal no.

¿Está más distante de Duque que de Uribe?

Por supuesto, el presidente Uribe siempre tendrá mi gran admiración. Nos devolvió patria, yo conozco la historia de la guerra, ustedes han sido protagonistas, esta región al igual que el Tolima fue le enclave del nacimiento, simbólico, porque la guerrilla nació desde mucho antes. Además una guerrilla que terminó afincada y extorsionando a buena parte de la sociedad casi como si fuera un parásito. Yo recuerdo con horror lo del edificio Miraflores, lo de la fiscal que llegó a hacer un allanamiento y terminó volando en pedazos con los muchachos del CTI, yo tengo esos recuerdos en mi alma”.

“El riesgo más grande es que la gente no sabe cómo votar porque es la primera vez que exponen al elector a una coaliciones, cuando antes votaban por el individuo”, dijo Cabal.

¿Qué peligro presenta la sociedad colombiana con la llegada eventual del famoso socialismo del siglo XXI?

Yo les voy a hacer absolutamente sincera, Petro no gana. Este país no vota a Petro. Por más rabia social, por más pobreza, por el covid, por la inflación desbordada que eso sí es la variable más peligrosa para el empobrecimiento porque cuando a usted no le alcanza ni siquiera para comer, usted empieza a bajar a la gente en el nivel de pobreza a pobreza extrema. Ese es el desafío, el tema del encarecimiento a los productos, sobre todo de la canasta familiar. Petro no llega, Petro inventa, Petro usa su capacidad imaginativa para decir mentiras todos los días y hablarle a su nicho de la extrema izquierda que le cree, es un nicho de hipnotizados. Y finalmente apelemos a lo que es la historia de violencia de Colombia, porque él sí fue victimario, ah no, ahora posa de víctima.

¿Pero las encuestas dicen otra cosa?

Sí, pero es que las encuestas están midiendo al dueño del nicho firme de la izquierda y la extrema izquierda con una atomización de candidaturas del centro y la centroderecha que hacen muy difícil aglutinar esa opinión de centroderecha que es mayoría por historia, siempre hemos sido mayoría, el pueblo colombiano es conservador de naturaleza, así se diga liberal de partido. A la gente le gusta la familia, le gusta creer en Dios, le gusta tener un techo, no les gusta quemar policía ni nos gusta el desorden.

¿Cómo piensa defender los intereses del departamento del Huila ante las instancias nacionales? Todos sabemos que el Huila ha sido discriminado durante los últimos gobiernos dentro de la distribución del presupuesto nacional.

Pero no solo el Huila. Mientras el gobierno central sea el que acapare las grandes decisiones de inversión en política pública, las regiones no tienen nada que hacer salvo que sean regiones por ejemplo productoras de petróleo. Aquí lo que tienen es que fortalecer la descentralización. Este país descentralizó y volvió Santos a concentrar los poderes y no hemos visto que en este gobierno los hayan devuelto. Debe haber una capacidad de decisión de las regiones, pero una supervisión nacional, porque se descentralizó la corrupción es decir, los ladrones de Bogotá terminan siendo los ladrones de la región, y los entes de control dónde están. Yo soy partidaria de un sistema que sea mixto, donde haya más capacidad federal de las regiones para decidir, y no estar todo el tiempo mendigando al gobierno nacional. El sistema actual estructuralmente es un sistema que está mal estructurado.

¿Qué le ofrece a los huilenses, a los neivanos?

No pensemos solamente en la política local. ¿Qué ventajas comparativas tienen ustedes? La producción de comida. Cuando uno comparativamente está mejor que los vecinos, que no producen lo mismo, ¿qué te falta? La conectividad. Las vías son como las venas en el cuerpo, las que llevan la sangre, las que dan vida. Mientras no haya vía no hay movilidad y si no hay movilidad no hay economía, eso es como un paro cardiaco. Aquí prometemos, y no solo a Neiva, y le voy a decir por qué. Cuando yo estuve en campaña para la presidencia me senté con todos los gremios de la producción, especialmente los de la producción rural. El mejor retrato de lo que sufre el sector real de la economía te lo da Fenave, Fedegán, Fenalce, y te dice, senadora, este decreto nos tiene quebrados, esta resolución nos quebró, y no veo que este gobierno haya hecho nada por tumbar decretos, resoluciones, e incluso leyes malas. Son más las leyes malas que salen del Congreso, que las buenas. Todas terminan minando, destruyendo la libertad del individuo. ¿Qué hay que hacer aquí? Sentarse con el sector productivo que produce riqueza en este departamento y en otros, y determinar dónde deben ser las vías, dónde debe estar la mayor inversión. Y lo triste y cruel, el porcentaje de acceso al crédito al sector rural está en 2.9 por ciento. Y a qué costo, al 12 por ciento. Qué nos pasa. Antes es que en este país producimos pero casi de milagro.

¿Cuál debe ser en esencia la reforma del Congreso de la República?

Concentrar la mirada en la corrupción del Congreso es realmente insuficiente y yo diría que equivocada. En el sentido en que el Congreso no es el que tiene la facultad del gasto público. La tienen los que administran, los ministerios, las alcaldías y las gobernaciones con los funcionarios que son elegidos. Ahí es donde está la determinación de la plata que se gasta. ¿Cuál es el defecto del Congreso? Claro, es un Congreso gigante. Cuando usted lo compara con el volumen de población, el de Colombia es más grande que el de China, que el de Estados Unidos y que el de Brasil. Lo más lesivo para el país es el gran tamaño del Estado, así como el gran tamaño del Congreso. Cómo ataco yo la corrupción, disminuyendo el tamaño del Estado y quitándole funciones absurdas. Si usted no reduce el tamaño del Estado va a tener este nivel de corrupción y de inoperancia permanente. Vamos a lo elemental, la virtualidad, las plataformas digitales. Acabo de presentar un proyecto de justicia digital, para resumir para que podamos hacer virtualmente las audiencias.

¿Usted va a aprobar reformas tributarias?

No se necesita una reforma tributaria salvo la virtuosa. No la que recarga al ciudadano. Cuál es la virtuosa, reduzca la carga tributaria al sector real de la economía que cuando al empresario le queda plática lo que hace es crecer y generar más empleo. Por ejemplo, uno puede analizar el IVA y llevarlo a un nivel más bajo. Nosotros hemos propuesto un IVA del 14. Usted tiene que quitar un impuesto antitécnico como el 4 x mil, que es depredador incluso de la pequeña empresa y emprendedor. Hay formas de hacerlo, se puede hacer.

Tomado Diario La Nación de Neiva

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here