logo_glamz.png

Venezuela ratifica el respaldo a Rusia

El gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ratificó el jueves 10 de marzo el respaldo y apoyo a su aliado Rusia durante un encuentro que reunió a altos funcionarios de ambos países en Turquía, en momentos en que crecen las tensiones por la invasión rusa en Ucrania.

“Sostuvimos reunión con nuestro buen amigo Serguei Lavrov. Revisamos nuestras relaciones estratégicas bilaterales y el complejo escenario internacional”, escribió a través de Twitter la vicepresidenta Delcy Rodríguez, a la cabeza de la delegación venezolana.

Imágenes compartidas por medios oficiales muestran a Rodríguez y al canciller venezolano, Félix Plasencia, junto a funcionarios turcos, otro importante aliado de la administración de Maduro.

Caracas ha expresado su respaldo a Rusia durante un conflicto que le ha valido al gobierno de Vladimir Putin el rechazo internacional y múltiples sanciones.

El encuentro ocurre apenas días después de que delegados de Estados Unidos se reunieran en Caracas con Maduro, quien ha resaltado la clave ayuda de Rusia a su gobierno, en medio de las sanciones estadounidenses concebidas para forzar su salida.

La Casa Blanca, que desconoce a Maduro como presidente tras tachar de fraudulenta su reelección en 2018, indicó que el tema de la energía estuvo sobre la mesa, en un momento en que Estados Unidos busca reducir sus importaciones de petróleo de Rusia como respuesta a la invasión rusa a Ucrania.

Rusia ha sido blanco de sanciones económicas por parte de Estados Unidos, Europa y otros países aliados en represalia por la invasión de Ucrania, que buscan castigar la moneda rusa, el sector bancario, las aerolíneas, entre otros objetivos. Moscú es un aliado clave de Venezuela desde el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

Por otro lado, hace unas horas terminó la reunión bilateral sostenida entre los presidentes de Estados Unidos, Joe Biden, y su homólogo colombiano, Iván Duque Márquez; el Departamento de Estado de EE. UU. advirtió que, pese a los acercamientos que sostuvo una comisión de su país con representantes del régimen venezolano de Nicolás Maduro, la postura frente al reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela no ha cambiado.

Esta afirmación se presenta en el marco de un ambiente de crecientes críticas internacionales y afirmaciones que señalan que Estados Unidos podría flexibilizar las sanciones que actualmente tiene impuestas contra el régimen Maduro, en el ambiente de un acercamiento con el que el gobierno Biden busca negociar la suscripción de pactos que le permitan reducir las importaciones de petróleo ruso

Como consecuencia de dicho acercamiento entre la comisión especial y Nicolás Maduro, y pese a que autoridades venezolanas advirtieron que se trataba de dos conversaciones separadas, esta semana se presentó la liberación de dos de los seis ciudadanos estadounidenses que se encuentran detenidos en Venezuela por parte del régimen, acusados de terrorismo, quienes pudieron regresar a su país.

Desde el Gobierno de Estados Unidos se advirtió que los liberados, identificados como Gustavo Cárdenas y Jorge Alberto Fernández, habían sido detenidos ‘injustamente’.

Por su parte, Guaidó había reaccionado a la reunión entre Maduro y los delegados estadounidenses. En la visita de los delegados del gobierno Biden, quienes se reunieron tanto con Nicolás Maduro como con Juan Guaidó en Caracas, este segundo advirtió que “solo una Venezuela con garantías democráticas, institucionales y de transparencia puede ser un proveedor energético confiable y eficiente para el mundo”, señalando que la corrupción del sector —haciendo referencia al régimen chavista— que actualmente ostenta el dominio de la industria petrolera haría que esa opción no fuera viable.

Fuente: Semana

Comparte en
Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit