Cabello: Rusia es Rusia y Venezuela es Venezuela

0
89

Julio Londoño Paredes

El señor Cabello en momentos de efervescencia y licor alude a una posible invasión ruso-venezolana a Colombia.

Siguiendo la tradicional costumbre de amenazar militarmente a Colombia y de ofender periódicamente a sus mandatarios, llámense Duque o Santos, el inefable Diosdado Cabello, uno de los cabecillas del “cartel de los soles” y principal figura del régimen venezolano, ha aludido a la realización de una operación igual a la de Rusia en Ucrania, contra Colombia para “ver que queda”.

Naturalmente que la operación militar que sugiere, sería hecha por las fuerzas armadas venezolanas, con sus tanques, cohetes y aviones de fabricación rusa y con el apoyo de los grupos armados de narcotraficantes colombianos protegidos en su territorio, que constituyen la vanguardia de sus huestes. Al igual que los mercenarios sirios que está empleando Rusia en su invasión.

El señor Cabello ha caído en el síndrome de la invasión rusa a Ucrania. Eso estaba cantado. En esta ocasión no ha hecho ataques a los Estados Unidos, después de que los altos funcionarios de la administración Biden se entrevistaron con Maduro, para tratar sobre la situación de Venezuela y los efectos en la producción petrolera de la guerra en Eurasia.

Está imitando las proclamas de Mussolini desde el balcón en la Plaza Venecia, cuando inflado de poder, declaraba entre vítores y aplausos la guerra a Estados Unidos, Francia e Inglaterra. ¿Será que está pensando que el próximo gobierno colombiano, cualquiera que sea, va a permanecer impasible ante semejante amenaza? Creo que en eso se equivoca.

Fuera de que una aventura de esas características llevaría a lo que ahora parece imposible: la unión de todos los sectores en Colombia, lo que sólo sucedió en 1932 cuando un grupo de civiles y militares peruanos se tomó la población de Leticia. Acaso Cabello, aunque esté haciendo demagogia y amenazas que no podrían concretarse, ¿no se da cuenta de que, está generando en el alma de 47 millones de colombianos, sin importar sus tendencias políticas, un resentimiento latente?

Tal vez no sabe que tenemos una frontera común de 2219 kilómetros que los dos países van a tener que compartir indefinidamente. Que el mapa de Venezuela no puede ser sustraído como una pieza de rompecabezas geográfico para colocarlo en el medio oriente y que, por lo tanto, debe vivir armónicamente con Colombia.

Se le olvida a este oráculo que un conflicto armado entre los dos países dejaría marcas imborrables y que él como ideólogo, sería recordado por varias generaciones como alumno de Hitler y Putin. Tampoco sabe que en nuestro país se encuentran más de dos millones de sus compatriotas y que debe contribuir a que se integren sin traumatismos a la patria.

De pronto una supuesta acción ruso-venezolana sobre Colombia, tendría la magia de unir a tirios y troyanos en nuestro país, lo que nunca se pensó. Tal vez Cabello, tampoco ha calculado los efectos que se producirían en Venezuela, que serían mucho más graves que los que afrontará Rusia. Con la diferencia de que Rusia es Rusia y Venezuela es Venezuela.

(*) Decano de la facultad de estudios internacionales, políticos y urbanos de la universidad del Rosario

Tomado de Semana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here